Es un proceso de limpieza rápido, eficaz y ecológico, que consiste en la agitación de partículas de una solución con energía de sonido.

Es uno de los más eficientes métodos de limpieza, que nos permite retirar las partículas de suciedad de manera rápida y segura.

Las llantas son sumergidas en un tanque con líquido a través del cual pasan los ultrasonidos, generando vibraciones. A su vez, estas vibraciones generan millones de burbujas microscópicas, que sufren rapidísimos procesos de expansión y colapso, transmitiendo su energía a otros materiales.

 

Usamos cookies para mejorar tu experiencia, analizar nuestro tráfico, seguridad y marketing. Al visitar nuestro sitio web, aceptas nuestro uso de cookies.*Leer más sobre las cookies*

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad